Diferencia entre revisiones de «Pureza»

De OmraamWiki
Saltar a: navegación, buscar
Línea 68: Línea 68:
  
 
== Notas ==
 
== Notas ==
<referencias/>
+
<references/>
  
 
== Véase también ==
 
== Véase también ==

Revisión del 04:52 19 feb 2018

« La pureza es la condición para nuestra expansión, la condición de nuestra salud, de nuestra fuerza, de nuestra belleza, de nuestra inteligencia, de nuestra alegría, de nuestro amor. ¿Por qué? Porque las impurezas constituyen siempre un obstáculo para la circulación de las energías, ya sean estas energías físicas o espirituales. Es, pues, importante para el hombre desembarazarse de estas impurezas, y si los ejercicios de purificación ocupan un gran lugar en la Ciencia Iniciática, no es evidentemente sin razón. Esta purificación, debemos emprenderla no solamente mediante medios físicos ( el ayuno, los ejercicios respiratorios, las abluciones, etc.), sino también mediante medios espirituales: la concentración, la meditación, la oración, a fin de introducir en nosotros una substancia que disuelva y rechaze los elementos nocivos. Y esta substancia, es la luz ».[1]

Consideraciones introductorias

En la Enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov, la pureza es una virtud que desempeña un papel fundamental en el camino del crecimiento existencial de cada individuo, y debe practicarse tanto en el plano físico como a nivel emocional, mental y espiritual. Debe entenderse como la condición en la que se encuentra cualquier sistema u organismo cuando está desprovisto de elementos que, debido a la mala calidad o al exceso de cantidad, impiden su correcto funcionamiento. De acuerdo con Omraam Mikhaël Aïvanhov:

"La pureza es un dominio muy vasto que debemos estudiar en los tres planos físico, afectivo y mental. En el plano físico, ella es la base de la salud; en el plano afectivo, da las condiciones para recibir y manifestar el amor; y en el plano mental da las condiciones para recibir y manifestar la sabiduría". ».[2]

Las impurezas acumuladas en el plano físico, así como en el plano emocional y mental (sentimientos y pensamientos negativos), nutren a la personalidad, que es la naturaleza inferior, en detrimento de la individualidad, con la consecuencia de que el individuo, como un todo, siempre se vuelve menos libre: la impureza, que refuerza la personalidad, vincula al ser humano más al nivel de la realidad material, haciéndolo dependiente e inhibiendo su capacidad de manifestar su potencial.

« Para muchas personas, la pureza es un estado maravilloso del que tienen nostalgia porque lo asocian con la infancia,con esta inocencia perdida que no encontrarán nunca más; y puesto que está definitivamente perdida, se dicen que no vale la pena de pensar en ella. Y bien, si, al contrario, vale la pena de pensar en ella, pues, en realidad la pureza es algo más que una virtud de la infancia. Todo lo que es inspirado por nuestra naturaleza superior es puro; es impuro todo lo que es inspirado por nuestra naturaleza inferior. La naturaleza inferior, alimentada por deseos egocéntricos, groseros, empuja a los seres a tomar decisiones, orientaciones que perjudican a los otros y a él mismo también. La impureza está allí, es inútil ir a buscarla en otra parte. La pureza y la impureza son, pues, ante todo una cuestión de intención, de meta. Son las intenciones y las metas las que vuelven los actos puros o impuros. Aquel que trabaja con una meta desinteresada, que en lo que emprende busca el interés de todos, ese es puro. Entonces, si buscáis sinceramente la pureza, preguntáos como podéis favorecer las manifestaciones de vuestra naturaleza superior ».[3]

La pureza se considera una virtud propedéutica de la práctica de otras virtudes: para manifestar comportamientos marcados por el altruismo, el amor desinteresado, la sabiduría, la bondad es, por ejemplo, necesario que el cuerpo físico no esté agobiado por el exceso de comida , y que el plano emocional y el mental no estén condicionados por sentimientos egoístas y pensamientos maliciosos.

Para comprender las leyes que se deben seguir con el fin de lograr la pureza en los tres diferentes planos, O.M.Aïvanhov sugiere reflexionar sobre los comportamientos que normalmente adoptamos cuando nos alimentamos: antes de ingerir cualquier alimento hacemos, más o menos conscientemente, una selección, evaluando la naturaleza y procedencia de él, liberándolo de impurezas; en esencia, se lleva a cabo una obra de discernimiento:

« Vuestro cuerpo se construirá con los materiales que absorbéis. Entonces, si estos materiales no son puros, seréis impuros; si estos materiales son nocivos, enfermaréis. He aquí una ley absoluta, no sólo en el plano físico sino también en el plano psíquico. De la misma manera que debéis estar atentos para no comer más que alimentos bien limpios y bien lavados, de la misma manera en vuestros pensamientos y sentimientos, debéis estar atentos día y noche y vigilar todo lo que entra en vosotros ».[4]

Pureza en el plano físico

Para alcanzar o mantener la Pureza en el plano físico, sinónimo de salud, es necesario prestar especial atención a la calidad y cantidad de los alimentos sólidos y líquidos que se ingieren, a la calidad del aire y a la calidad del medio ambiente que nos rodea. Cuidando de seguir un estilo de vida saludable y equilibrado. Al seguir, con constancia, las reglas básicas en la vida diaria, enumeradas a continuación, se logra purificar la propia sangre que, según O.M. Aivanhov, es una condición sustancial para alcanzar la pureza en el plano físico:

  1. Nutrición adecuada :«¿Cómo distinguir el alimento puro del que no lo es? Existen dos criterios: el alimento que se pudre fácilmente o que deja muchos desechos en el organismo no es puro; incluso si está bien lavado y bien preparado, esto no es suficiente: Sólo el alimento que no se pudre rápidamente es puro: las frutas, por ejemplo, que se conservan mucho tiempo (¡algunas incluso durante meses!) y las legumbres también, mientras que la carne casi no se conserva. Las frutas son, el alimento, pues, más puro. Podemos decir también que los alimentos que reciben mucha energía solar son puros, y desde este punto de vista las frutas, que están sin cesar expuestas al sol y al aire, son los alimentos más puros».[5] Además, la práctica del Yoga de la Nutrición (Hrani Yoga) facilita la asimilación de los componentes más puros y más vitales de los alimentos, favoreciendo el proceso de purificación de todo el organismo.
  2. Beber agua caliente : « Bebiendo agua caliente bien hervida por la mañana en ayunas, purificáis vuestro organismo. El agua caliente es el remedio más natural, el más inofensivo y el más poderoso. En el organismo se encuentran depósitos que nos e pueden eliminar más que ayunando y bebiendo agua caliente. Algunas personas cuando transpiran, les gusta mucho beber agua fría e incluso helada: pero esto es peligroso, el agua fría contrae los vasos sanguíneos y la circulación se ralentiza; mientras que si el agua es caliente, todos los tejidos se dilatan y la circulación se mejora. Probad, y veréis cuántos males pueden ser evitados gracias al uso regular del agua caliente; ella puede curar las migrañas, la falta de apetito, el insomnio. Ella posee todas las propiedades convenientes para la purificación del cuerpo».[6]
  3. Ayunos cortos : « Os aconsejo ayunar cada semana durante veinticuatro horas. Durante ellas podéis beber agua caliente hervida, pero nada más. Al mismo tiempo haréis también un trabajo espiritual: os uniréis a las entidades más luminosas, escogeréis la música y las lecturas que puedan inspiraros, purificaréis vuestros pensamientos y vuestros sentimientos»,[7] « Cuando se ayuna, el cuerpo etérico viene a remediar las privaciones del cuerpo físico y le aporta otros elementos, más puros, más sutiles. El cuerpo etérico es el encargado de velar por el cuerpo físico y de recoger la energía que le falta. El ayuno da, pues, un impulso al cuepo etérico que se pone a trabajar: la actividad se transporta a otra parte, y durante este tiempo el cuerpo físico se reposa»,[8]
  4. Limpieza intestinal: refiriéndose a las tradiciones médicas utilizadas en la medicina ayurvédica, pero también en el campo de las medicinas alternativas,O.M. Aïvanhov enfatiza la importancia de proporcionar una limpieza regular del tracto intestinal, a través de la aplicación de enteroclysms: « Tomad solamente el caso del que no se ha purgado nunca, que no ha hecho jamás una lavativa. ¿Cómo quieren que todos esos desechos que se adhieren a la pared de sus intestinos no terminen por influenciar su estado psíquico? Y entonces,¿cómo va a pronunciarse? ¿Cuáles serán sus opiniones, sus gustos? Sobre la cuestión de la purificación, os he dado ya varias conferencias, Yo no puedo entretenerme todavía hoy. Es necesario saber cómo ayunar, cómo lavarse, no sólo exteriormente, sino sobre todo interiormente».[9]
  5. Respiración adecuada : « De la respiración depende la pureza del organismo. La sangre recorre los órganos del cuerpo, después va a los pulmones para purificarse. Entonces, si hacéis conscientemente cada día los ejercicios de respiración, conseguiréis purificar más y más vuuestro organismo».[10]
  6. Meditación cuando sale el sol : Y si es tan importante saber cómo recoger por la mañana las partículas de oro sutil que proyecta el sol, es porque son las únicas perfectamente puras. Todo lo que coméis, bebéis, respiráis, deja siempre en vosotros algunos desechos que es imposible de eliminar de hecho. Sólo los rayos del sol no dejan ningún desecho, es por lo que es necesario aprender a introducir en sí este elemento superior que es la luz. Con todo vuestro corazón, con toda vuestra alma, intentad tomar estas partículas divinas e introducirlas en vosotros. Es así que poco a poco regeneraréis la materia de vuestro organismo" [11]

Pureza en el nivel emocional

Para estar en condiciónes de pureza en el nivel emocional, debéis prestar atención a la calidad de las emociones que sentís, teniendo cuidado de evitar las emociones negativas como el odio, el resentimiento, la codicia, el orgullo, etc.

Partiendo de la hipótesis de que el plano emocional tiende a "ensuciarse" y congestionarse energéticamente de la misma manera que el plano físico se ensucia y congestiona,O. M. Aïvanhov enfatiza que, además de evitar las emociones negativas, es importante poner en práctica comportamientos que permitan liberarse de tales congestiones energéticas: en este sentido, la práctica de lavarse "conscientemente" - esto es, usar la imaginación y el pensamiento mientras se lava cuidadosamente el cuerpo físico - produce un resultado efectivo y sustancial también en relación con el cuerpo emocional. Otro instrumento importante para favorecer la purificación del plano emocional es la meditación, que en este caso debe realizarse centrándose en un sujeto que represente bien la pureza (por ejemplo, un cristal o un diamante), o sobre el tema de la luz, por ejemplo en la mañana al amanecer.

« […] Es necesario tener una idea clara de lo que es la pureza y cómo purificarse. Purificarse, es en primer lugar ser capaz de discernir la naturaleza de los movimientos de su vida interior, analizar sus pensamientos, sus sentimientos, sus deseos, sus proyectos. Y como a menudo, estos pensamientos, estos sentimientos, estos deseos, estos proyectos son malévolos, egoistas, es necesario, enseguida, trabajar para volverlos más desinteresados, más generosos, más fraternales. ¿Quién puede alzarse contra esta definición de la pureza?". [12]

La pureza emocional se convierte en alegría, porque el estado natural del corazón es la alegría, la felicidad; estas emociones son el ideal hacia el cual tiende el plano emocional, y sólo se pueden obtener a través de la pureza, cultivando emociones positivas y evitando las negativas.

Pureza en el plano mental

Para lograr o mantener la pureza en el nivel mental, es necesario prestar atención a la calidad de los pensamientos, evitando los obsesivos, los excesivamente críticos o negativos, que ocultan la voluntad de juicio; tales pensamientos "oscurecen" nuestra mente. Por el contrario, el estado de pureza en el plano mental trae sabiduría, o equilibrio mental, y capacidad de discernimiento y conciencia. Según O.M. Aïvanhov, estas cualidades están relacionadas con la luz, por lo que este elemento debería ser el tema principal de la meditación cuando uno desea purificar el plano mental: en este sentido, es particularmente útil presenciar la salida del sol por la mañana. Del hecho de que es el elemento más puro del que podemos disponer: porque proviene del Sol que, en la Enseñanza de O.M. Aivanhov, se considera la mejor manifestación de lo Divino. Conectarse al Sol y "alimentarse" de su luz significa conectarse con el Mundo divino, donde reina la pureza perfecta, y significa nutrir nuestros cuerpos sutiles con ese elemento que está en la base de la Creación:

« La luz que vemos es en realidad la materialización de la luz primordial. Y esta luz primordial, primera emanación de Dios, es el sol cósmico, el Cristo. Puesto que el espíritu que se manifiesta y que nos habla a través del sol es el espíritu de Cristo, si aprendemos como unirnos a él, él nos dará todas sus bendiciones: la luz, el calor, la vida, la belleza, la pureza, la salud… ».[13]

Pureza en el nivel espiritual

La pureza en el nivel espiritual permite a cada ser humano manifestar su parte más evolucionada, luminosa, armoniosa y perfecta. De hecho, la pureza está estrechamente vinculada al concepto de armonía; por lo tanto, podemos considerar la falta de armonía como una falta de pureza. Cuando un organismo obtiene pureza y armonía, la belleza se manifiesta en él. La pureza y la armonía permiten que la esencia divina de cada ser humano se exprese, que experimente ese estado de conciencia llamado "amor desinteresado", que le da al individuo un gozo y una felicidad sustancial.

« La pureza no consiste en encerrarse en una vasija, al abrigo de todo contacto. No, esta pureza que no piensa más que en protegerse es inútil, es incluso perjudicial. La verdadera pureza, es el Amor divino, porque el Amor divino, es la vida, es el agua que brota de la fuente, y este chorro rechaza todo lo que es sucio, apagado, oscuro. Una pureza donde no hay amor no es verdaderamente la pureza. ¡Cuántos religiosos han creído y creen todavía que la pureza consiste en guardarse del amor! Pueden ser blancos como la nieve, pero son también fríos como la nieve, y su pureza es estéril. No es del amor del que es necesario guardarse ni del contacto con los otros, sino del egoísmo, de la posesividad; en el momento en el que tales sentimientos entran en un ser, no es puro más. La verdadera pureza es la del agua cristalina que brota, que corre y va a regar los campos y los jardines en el alma y en el corazón de todos los seres».[14]

Bibliografía

Obras y/o conferencias de Omraam Mikhaël Aïvanhov sobre el tema tratado

Monografías o artículos sobre el tema tratado, en relación con la enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov

Multimedia (imágenes, audio, video)

Extractos de conferencias de Omraam Mikhaël Aïvanhov (audio y/o video)

Conferencias de Omraam Mikhaël Aïvanhov (audio y/o video) publicadas

Notas

  1. O.M.Aïvanhov, Vida y trabajo en la escuela divina, Prosveta, p.211.
  2. Aïvanhov (2013), Pensamientos cotidianos,pensamiento del 16.II.2014.
  3. O.M. Aïvanhov (2013), Pensamientos cotidianos, Pensamiento del 15.VII.2014.
  4. O.M.Aïvanhov (2005), Los misterios de Iésod, Obras Completas n°7, p.39.
  5. O.M.Aïvanhov (2005), Los misterios de Iésod, Obras Completas n°7, p.215.
  6. O.M.Aïvanhov (2008), La nueva tierra Obras Completas n°13 p.20.
  7. O. M. Aïvanhov (2005), Los misterios de Iésod, Obras Completas n°7, p.216.
  8. O. M.Aïvanhov (2005), LOs misterios de Iésod, Obras Completas 7, p.219.
  9. O.M.Aïvanhov (2005), Las leyes de la moral cósmica, Obras Completas n°12 p.90.
  10. O.M.Aïvanhov (2005), Los misterios de Iésod, Obras Completas n°7, p.243.
  11. O.M.Aïvanhov (2010), Meditaciones a la salida del sol, Folleto 323, p.10
  12. O. M. Aïvanhov (2015), Pensamientos cotidianos, Pensamiento del 30.VII.2016.
  13. O. M.Aïvanhov (2015), Pensamientos cotidianos, Pensamiento del 11.VI.2016.
  14. O. M.Aïvanhov (2015), Pensamientos cotidianos, Pensamiento de 20.XII.2016.

Véase también

Enlaces externos



Advertencia para el lector: la redacción de este artículo, provisional y ejemplificativa, es sólo un punto de partida, ya que el argumento ha sido tratado por Omraam Mikhaël Aïvanhov en el ambito de miles de conferencias de él dadas entre el 1938 y el 1985. El investigador encontrará importantes aspectos de nuevo interés leyendo o escuchando directamente sus conferencias, editadas por la "editorial Prosveta", única y exclusiva titular de los derechos de su obra. Por lo tanto, este artículo no expresa de modo completo y exhaustivo el pensamiento de Omraam Mikhaël Aïvanhov sobre el argumento.


OmraamWiki es un proyecto internacional realizado con la contribución de los fondos de la Investigaciòn científica"Università per Stranieri di Perugia (Departamento de Ciencias Humanas y Sociales)