Fraternidad Blanca Universal

De OmraamWiki
Saltar a: navegación, buscar
«Nel mondo esiste un numero sufficiente di religioni: la questione è soltanto sapere come lavorare affinché esse non rimangano lettera morta. L’Insegnamento della Fratellanza Bianca Universale non pretende di portare una nuova religione ma solo dei metodi, ossia una condotta da adottare, un programma da realizzare. Non dobbiamo ora discutere su verità essenziali che sono conosciute da migliaia di anni; dobbiamo solamente trovare il modo migliore di applicarle, affinché esse siano sempre vive nel mondo, ma soprattutto vive in noi».[1]

Consideraciones introductorias

La Fraternidad Blanca Universal (FBU) es un movimiento espiritual sincrético creado en Francia por ''Omraam Mikhaël Aïvanhov'', en el 1947, como filial de la Fraternidad Blanca, fundada a su vez el 6 de abril de 1900, en Varna, Bulgaria, por el filósofo y Maestro espiritual búlgaro Peter Deunov. En el 1937, el Maestro Deunov encarga a Mikhaël Aïvanhov- su discípulo desde el 1917- de difundir la Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal en Francia, previendo las dificultades que su movimiento hubiera tenido que afrontar en su propio país a causa del régimen pronazi búlgaro. A partir del 1938, Omraam Mikhaël Aïvanhov comienza a difundir esta Enseñanza, dando conferencias (hay más de 5000) hasta un año antes de su muerte, en el 1986. No existe un sucesor designado y las asociaciones fraternales, en los diversos países en los que se encuentran, son guiadas por un presidente elegido en cada país. La Enseñanza en sí se difunde a través de los libros, conferencias audio y vídeo, publicados por la casa editorial Prosveta, titular exclusivo de los derechos de la obra de Omraam Mikhaël Aïvanhov. Con el tiempo, la FBU, inspirada en el cristianismo esotérico universal, se ha convertido en un movimiento de carácter espiritual difundido en todo el mundo. Sobre el papel que la fraternidad podrá tener en el próximo futuro Omraam Mikhaël Aïvanhov dice: “La época en la cual se creía que para la propia evolución y salvación, había que vivir en soledad, ha terminado ya. Estamos entrando en la era de la Fraternidad. Los seres humanos no deben crear más separaciones entre ellos, sino caminar juntos, codo con codo, para crear sobre la tierra una fraternidad universal, en el seno de la cual todos formarán una gran familia. Entonces las fronteras caerán y, en lugar de hacer tantos gastos inútiles para protegerse los unos de los otros, los pueblos vivirán en la abundancia y en la paz. Estas son las ideas que inspiran la Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal, porque nuestro objetivo es el de desarrollarnos en todos los planos para convertirnos en modelos, caminando todos juntos, unidos en el amor que Dios quiere que exista entre todos los seres humanos. Nuestro ideal es vivir en armonía en la vida colectiva porque en ella se encuentran todas las bendiciones”.

Explicación del nombre

Los tres términos que constituyen el nombre del movimiento Fraternidad Blanca Universal han de ser explicados correctamente, porque pueden dar lugar a interpretaciones erróneas. Comenzando por el adjetivo “Blanca”, es bueno precisar que este término, lejos de tener una connotación racista, no hace ninguna referencia al color de la piel de una etnia en particular, sino que se refiere al color blanco, que es la síntesis de los siete colores; por analogía nos vuelve a enviar a la idea de unidad, de Fraternidad Universal, la cual abraza a todos los seres vivos, sin excepción, invitándoles a realizar sobre la tierra una vida fraternal, armoniosa, en el total respeto de cada raza, religión y nacionalidad. El término “Universal” subraya precisamente la voluntad de incluir a todos los seres vivos, a todas las manifestaciones de la Creación en un proyecto esencial que – reenviándonos al término “fraternidad” – implica de una manera empática a cada ser humano en particular, sea cual sea la comunidad, religión o grupo al que pertenezca.

Objetivos

Se supone que existen dos Fraternidad Blanca Universal: la primera serían las asociaciones nacionales (que llevan las siglas “FBU”), presentes en numerosos países. El objetivo de estas asociaciones – sin ánimo de lucro, apolíticas y basadas en el voluntariado – es trabajar en el dominio de la espiritualidad, de la cultura, de la solidaridad, a fin de favorecer el crecimiento cultural, moral y espiritual de los individuos y de las sociedades civiles, aplicando de manera coherente el principio de fraternidad. Ellas tienen por finalidad el estudio, la transmisión, la divulgación y la puesta en práctica de la Enseñanza del Maestro espiritual y filósofo Omraam Mikhaël Aïvanhov, es decir la difusión de los valores universales de fraternidad y de solidaridad entre los pueblos, la síntesis armoniosa de los diferentes aspectos de la cultura mundial; y un desarrollo social, económico y tecnológico en armonía con la Naturaleza.

Según Omraam Mikhaël Aïvanhov, también existe en el plano espiritual otra Fraternidad Blanca Universal, que él llama Gran Fraternidad Blanca Universal, y que está compuesta por todos los Seres Iluminados, Maestros, Santos e Iniciados de todos los tiempos y de todas las culturas, que desde siempre se han fijado como objetivo, ayudar, sostener y velar por la evolución de la Humanidad. Según algunas tradiciones esotéricas, (en particular la Teosofía de Elena Blavatsky), ella se conoce también como la Gran Logia Blanca, a la que pertenecen las Grandes Almas (Mahatma) como, por ejemplo: Krishna, Buda, Zoroastro, Orfeo, Pitágoras, Hermes Trismegisto, Moisés y Jesucristo. Esta idea recupera las antiguas tradiciones religiosas y espirituales – Taoísmo, Hinduismo, y también Cristianismo e Islam – según ellas, han existido a lo largo de todos los tiempos sobre la Tierra, un número determinado de individuos que luchan para sostener y guiar a la humanidad . Estos seres viven en la más absoluta discreción, no mantienen relaciones sociales corrientes y están en contacto entre ellos mediante la meditación y la oración. No pertenecen a ninguna religión y piensan que todos los seres deberían aspirar a un Principio Supremo de Amor incondicional. Según Patón, los miembros de esta agrupación serían seres de alto rango que habrían terminado su evolución, Maestros espirituales, una especie de élite de la humanidad, que, de manera totalmente desinteresada, servirían humildemente a todos los seres humanos. En este sentido, Peter Deunov, Y Omraam Mikhaël Aïvanhov, serían representantes de esta Logia Blanca. Las asociaciones FBU (Fraternidad Blanca Universal) serían un reflejo sobre la Tierra de esta Fraternidad invisible, cuya meta es transmitir la eterna religión de Cristo; perpetuando así la tradición de la Iglesia de San Juan, considerada como la manifestación más auténtica de la espiritualidad cristiana.

La Iglesia de San Juan está considerada como la Iglesia que ha seguido el espíritu, más que la letra de la Enseñanza de Cristo. Con respecto a la Gran Fraternidad Blanca Universal, Omraam Mikhaël Aïvanhov hace la siguiente observación: “La Gran Fraternidad Blanca es un poder que se extiende sobre todo el sistema planetario e incluso más allá. No se la debe juzgar desde lo que es en la Tierra, un puñado de hombres y mujeres que no siempre son sabios e iluminados. La verdadera Fraternidad Blanca Universal, que está en lo Alto, está compuesta por todos los Seres más evolucionados; aquí, nosotros somos simplemente una sucursal, si ustedes quieren, que se beneficia de su Luz y de su apoyo para realizar sus proyectos. Pero la fraternidad de abajo debe convertirse en un reflejo cada vez más fiel de la que está en lo Alto”.

Difusión

El Centro internacional de referencia para todas las asociaciones FBU del mundo se encuentra en Fréjus, en la Costa Azul, en Francia. Según la “Enciclopedia of American Religions” de J.G. Merton (edición de 1989), en 1988, la FBU contaba con 4350 miembros en Francia y 1350 en Suiza. Actualmente, la asociación está presente en una treintena de países. Hay también en Francia otro Centro muy importante, en Sevrès, en la región parisina.

Principios fundamentales

Los principios fundamentales de esta Enseñanza se remiten a la tradición judeo- cristiana y principalmente a la Biblia pero, teniendo en cuenta la naturaleza sincrética de esta doctrina, son también numerosas las referencias que se hacen a las culturas hindú y budista. Existen no obstante algunas similitudes con la doctrina de Hermes Trismegisto, de Pitágoras, de los Rosacruces, con la Teosofía, con la Antroposofía de Rudolf Steiner y con la Kábala. En lo que respecta a la concepción de la Divinidad, muchos de sus aspectos se parecen a la visión de San Francisco de Asís, al principio de la Viriditas de Hildegarden de Bingen, y al Dios de Espinosa. La doctrina incluye la idea de la reencarnación y del Karma.

Papel central del Sol

En la Enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov, el sol, como ideal de perfección, constituye una referencia fundamental: él representa el Amor Divino, incondicional, el principio Crístico, el Poder vivificante de Dios que, con su Luz, alimenta y armoniza toda la Creación. Concentrarse en su imagen, o meditar a la salida del sol (Surya Yoga) permite ligarse al plan divino y asegura grandes beneficios psicofísicos y espirituales.

La Fraternidad

El ideal de fraternidad constituye un principio fundamental en la Enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov y es considerado como capaz de resolver todos los problemas de la humanidad, en la medida en la que la interiorización y la práctica de este principio libera a los individuos del egoísmo, incitándoles a trabajar no sólo para su propio interés sino también para el interés colectivo, general; una existencia vivida en el altruismo fraternal garantiza un óptimo funcionamiento de la sociedad humana, asegurando a todos un bienestar sustancial en un contexto de paz y armonía.

Dualismo de la naturaleza humana

Según la Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal, los seres humanos poseen dos naturalezas: una naturaleza humana, inferior, y una naturaleza divina, superior. La naturaleza inferior está representada por tres cuerpos: el cuerpo físico (que incluye el cuerpo vital, o doble etérico), el cuerpo astral o emocional, y el cuerpo mental; la naturaleza superior está representada por el cuerpo causal (mental superior o Sabiduría Divina), el cuerpo búdico (Amor desinteresado o Divino) y el cuerpo Átmico (Voluntad superior o Divina). A lo largo de su existencia, el individuo debería desarrollar la conciencia de su naturaleza superior. Esta parte de la Enseñanza se conecta con diversos aspectos de la espiritualidad hindú y retoma una parte de la doctrina teosófica y antroposófica.

Papel del arte

Partiendo de la base de que todos los seres humanos están dotados naturalmente de una capacidad creativa, la Enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov subraya la importancia de una creatividad que esté inspirada en el plano espiritual y divino, antes que en el plano materialista humano. En este sentido, el trabajo artístico conectado al plano espiritual favorece un camino interior de perfeccionamiento.

El trabajo espiritual

El trabajo espiritual que cada individuo debería realizar tiene por objetivo desarrollar su propia naturaleza divina, liberándose así de las limitaciones de una existencia demasiado identificada con las ocupaciones y preocupaciones materiales. A través de toda una serie de ejercicios y de prácticas para ejercitar cotidianamente (en resumen: alimentarse, respirar, moverse, amar, rezar, etc… con un grado de conciencia elevado), se hace posible instaurar en sí mismo un orden y una armonía estable, volviéndose así capaz de ofrecerlos al contexto social

La educación prenatal

Retomando el contacto con las antiguas tradiciones médicas y espirituales (presentes en todas las más grandes culturas del mundo y que hoy comienzan a ser probadas por importantes estudios científicos de carácter médico y psiquíatrico), Omraam Mikhaël Aïvanhov atribuye un papel eminentemente social a la Educación Prenatal: se trata de un conjunto de prácticas que permiten a una futura madre poner a punto, en compañía del futuro padre, las condiciones ideales para un embarazo sereno, a fin de poder ofrecer así al futuro bebé, de una manera absolutamente natural, unas condiciones óptimas durante la gestación, e incluso, antes mismo de la concepción. Padres conscientes (este podría ser uno de las mejores definiciones dado a una pareja que pone en práctica los principios de la Educación prenatal). Ellos podrán traer al mundo hijos más sanos, en la medida en la que su estructura psicofísica no haya estado condicionada por un estrés emocional o físico vivido por la madre durante el periodo prenatal; de esta manera, además de tener una mejor salud, está probado que estos individuos estarán dotados de competencias empáticas y comunicativas más completas y armoniosas, lo que los convertirá naturalmente en sujetos socialmente más evolucionados, más amorosos y sustancialmente no violentos.

Métodos y prácticas

Los métodos principales sugeridos por la Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal presentan todas las características para poder ser introducidos en la vida cotidiana: para Omraam Mikhaël Aïvanhov, hay que respetar siempre un principio fundamental: que la práctica de la enseñanza no nos lleve a aislarnos de la sociedad. El que practique esta enseñanza debe ser capaz de aportar al mundo sus principios, volviéndose el mismo un ejemplo con el fin de favorecer su difusión. Los principales métodos son: la meditación a la salida del sol (Surya Yoga), las comidas en silencio y conscientemente (Hrani Yoga o yoga de la nutrición), la escucha y utilización de la música, el canto coral, los ejercicios de respiración, los ejercicios de gimnasia, espiritual y una danza sagrada llamada Paneuritmia.

Estudio y aplicación de la Enseñanza

En numerosas ocasiones, Omraam Mikhaël Aïvanhov subraya la importancia de profundizar a la vez, el estudio teórico de la Enseñanza (las conferencias bajo forma de textos, vídeos y grabaciones en audio), y el estudio práctico, para desarrollar las cualidades y virtudes interiores, para nuestra propia expansión y la de la colectividad.

La meditación

La meditación tiene un papel fundamental en la Enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov. Podemos distinguir tres formas de meditación: la meditación a la salida del so, la meditación escuchando la música (junto a la imaginación), y la llamada meditación “laser”.

La meditación a la salida del Sol, que Omraam Mikhaël Aïvanhov llama Surya Yoga, o yoga del sol, es el primer pilar de su Enseñanza. Por consiguiente, todos los discípulos de esta Escuela Iniciática son animados a practicarla, por la mañana temprano, a la salida del sol, a partir del primer día de primavera (equinoccio de primavera), hasta el último día del verano (equinoccio de otoño). Es importante recordar que la energía que el sol emite al alba es particularmente favorable a la renovación y armonización interiores. El discípulo concentra sus pensamientos y sentimientos en el sol, con la intención de conectarse con la fuente primordial de vida, considerada como una representación del Principio Divino. Poniéndose en relación con el sol, nos volvemos capaces de sincronizarnos con el plan del Espíritu, alimentando y reforzando así nuestra Naturaleza Superior.

La meditación escuchando música, es practicada a lo largo de las reuniones fraternales y también al final del yoga de la nutrición. La escucha de fragmentos inspirantes (por ejemplo de música sagrada), estimula la imaginación formadora y permite relajarse profundamente en los planos mental, emocional y físico.

La meditación “Láser”, tiene un lugar esencial en la Enseñanza de Omraam Mikhaël Aïvanhov, y es practicada también a lo largo de las reuniones fraternales. Consiste en concentrarse colectivamente sobre la misma imagen (el sol o la Luz Blanca) lo que permite la sincronización de todos los participantes en la misma longitud de onda, creando así una intensa vibración espiritual que influencia benéficamente a toda la humanidad y a todos los reinos de la Naturaleza. Es una transposición en el plano espiritual del láser físico.

La música y el canto coral

La escucha de música es utilizada para ejercitar y desarrollar la imaginación formadora, poderoso factor de realización de las cualidades y virtudes que se desea adquirir. Las reuniones fraternales comienzan habitualmente con tres cantos sagrados sacados de un rico repertorio creado por el Maestro Peter Deunov. Esto permite una rápida y profunda armonización de todos los participantes, generando así un intenso y beneficioso ambiente espiritual.

El yoga de la nutrición

Tomar y compartir las comidas de una manera más consciente, en silencio, sin hablar y sin hacer ruido con los cubiertos es el segundo pilar de esta Enseñanza. Este yoga, llamado Hrani Yoga, nos da la ocasión de meditar sobre el alimento. Masticar mucho tiempo hasta que los alimentos se hagan casi líquidos, respirar profundamente, experimentar un sentimiento de reconocimiento hacia el Creador permite captar, extraer partículas muy sutiles contenidas en el alimento, elaborado con tanta sabiduría, y ofrecido con una inmensa generosidad por la Naturaleza. Los diferentes cuerpos sutiles de los que el hombre está constituido son conscientemente alimentados durante este importante proceso que es la nutrición. Alimentarse de esta manera produce un estado de serenidad y de bienestar indecible. El HraniYoga puede ser puesto en práctica tanto individualmente, en nuestra casa, como colectivamente, en el seno de los grupos o de los centros fraternales.

La respiración

En su Enseñanza, Omraam Mikhaël Aïvanhov propone una serie de ejercicios de respiración (Pranayama) basados en el ritmo 4-16-8. Poderoso método de purificación, y considerado también como una verdadera nutrición, este movimiento de flujo y reflujo es la llave que nos permite armonizarnos con todos los ritmos del Universo y poco a poco, entrar conscientemente en la Armonía Cósmica.

Los ejercicios de gimnasia espiritual

Omraam Mikhaël Aïvanhov nos propone igualmente una serie de ocho ejercicios de gimnasia espiritual, adaptación de movimientos creados por el Maestro Peter Deunov. Cada movimiento tiene un significado simbólico y va acompañado de fórmulas que se dicen mentalmente. Estos movimientos, de fácil ejecución y cuyos beneficios son innumerables, refuerzan la voluntad y pueden ser realizados a todas las edades.

Una danza sagrada: la Paneuritmia

La Paneuritmia (Ritmo Cósmico Supremo), se danza colectivamente, en pareja y en círculo, en plena naturaleza, al alba. Fue creada por el Maestro Peter Deunov el cual compuso también la música. Según Omraam Mikhaël Aïvanhov, “Danzar la Paneuritmia permite aprender a armonizar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestros actos con el ritmo armonioso de la Naturaleza” Los 28 movimientos de los que está constituida nos aportan lucidez, perspicacia, alegría, esperanza, ligereza, vitalidad así como una profunda conexión con nuestro Yo Superior, con la Belleza Divina.

Bibliografía

  • Agnès Lejbowicz (2009), Omraam Mikhaël Aïvanhov y la enseñanza de la fraternidad. Prosveta.
  • Omraam Mikhaël Aïvanhov (2009), Una filosofía de lo universal. Prosveta

Notas

  1. pensiero del giovedi 21 novembre 2013.

Enlaces externos

  • Omraam Mikhaël Aïvanhov
  • Peter Deunov

Multimedias (imágenes, vídeos y audios)

  • Una biografía de Omraam Mikhaël Aïvanhov
  • Entrevista de la televisión búlgara TV News a Agnès Lejbowicz sobre O.M.Aïvanhov
  • Fragmento de una conferencia de O. M. Aïvanhov titulada una: Más allá del bien y del mal existe una tercera Logia.
  • Fragmento de una conferencia de O. M. Aïvanhov titulada: Caminando hacia lo universal, la fraternidad.
  • Fragmento de una conferencia de O. M. Aïvanhov titulada: Nuestro interés de trabajar para la fraternidad.
  • Fragmento de una conferencia de O. M. Aïvanhov titulada: La Fraternidad Blanca Universal.